Ultimamente no sé si lo que llevo queriendo siempre es lo de verdad, lo que va conmigo, creo que a veces estamos destinados a darnos cuenta primero de lo que no queremos para así ver que lo que queremos es lo contrario. Por eso, a veces es más fácil quejarnos de lo que no nos gusta del todo… sin embrago tambien he de pensar que no siempre lo que parece ser es.
En este caso no sé todavía si será, lo que si sé es que sé quién soy, cómo lo quiero y dónde, lo que no sé es con quiénes más.

Tener menos de lo que te dan, no es precisamente lo que más me gusta del mundo, es como tener una cuerda en el cuello que te apreta cuanto más te falta para acercarte a lo que lo sostiene.
Pero ¿cuánto hay que dar? ¿lo justo o más? Menos desde luego no, eso se llama carencia…y las carencias no son buenas.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Vomita aqui:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s