Alright, hold it down

Establecerse en un punto muerto. No tener valor para cerrar. Quedarse y aguantar.
¿Quién quiere eso? Los puntos muertos son lo peor del mundo, no son puntos medios, no, son puntos indecisos que se dibujan en cualquier lugar en una distancia al azar de nuestro recorrido figurado.

Pero ¿quién puso esos puntos? Porque si alguien lo sabe, por favor me lo comunique. Desde luego sería un gran abuso tener el poder para establecer a la gente en una situación que se repite día tras día y que no tiene arreglo, que se siente, que se ve, pero en la cual nadie hace nada por miedo al caos que puede desencadenarse. Cada punto muerto es como una caja de pandora guardada en una caja recubierta de plástico de bolas, que nadie se atreve a abrir por temor a lo que pueda haber dentro… porque dentro puede haber cualquier cosa, buena o mala, agradable o asquerosa, cosas que te hagan recordar otras que no quieres y situaciones incómodas que son preferibles olvidar para no darse cuenta de que se ha vuelto a tropezar con la misma piedra.

“(…)Estaba condenada por un lapso de tiempo que nunca duraría demasiado(…)”

Pág 218, Beatriz y los cuerpos celestes, Lucía Etxebarría.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Vomita aqui:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s