Take a walk on the wild side.


Es como si derrepente entrases en un nivel de compenetración máxima y entonces PUM! pasa… no sé exactamente uno por uno los factores que lo producen pero sí sé que resulta prácticamente imposible entenderte tanto con alguien que llegues al punto de mirarle y saber que piensa.

La persona, sea la que sea, que te inspire será esa la que de verdad merezca la pena, será la que también te vea y sepa que piensas, que te conozca hasta tal extremo que aprecie tu complejidad y quiera tu simplicidad. La que haga que de pronto pegues un giro de 360º a la perspectiva en la que llevabas tanto tiempo creyendo y te convenza de verdad. Puede que entonces, cuando veas que si esa persona, cosa, planta desaparezca por un período prolongado de tiempo te des cuenta de que sea como sea te beneficia en uno u otro aspecto. Cuando cuentas con él, te nacen las ideas a una velocidad de 300km por hora, cuando no está la temática se te va un poco, se te olvidan cosas que normalmente ese apuntador te recuerda, pero piensas en eso y gracias a ello no paras…

Puede que mucha gente tenga un concepto completamente diferente al mio, puede que muchos sientan que mi idea es completamente efímera e irrealizable, sin embrago, yo a diferencia de muchos, sé lo que quiero, sé cuales son mis prioridades y sé a que atenerme, sé que cuando ciertas cosas me salen sin si quiera pensarlas es por algo.

Y es que si uno se para a pensarlo se da cuenta de que lo que yo considero un/a “muso/a” no es más que la persona que queremos tener al lado, esa que ya puede venir en forma de humano, música, color o negativo hace que te crezca en la cabeza algo más que pelo. Ese clic que te hace pensar, el petardo que necesitas que te estalle en la oreja para darte cuenta a veces de muchas cosas.

Nos empeñamos tanto en seguir patrones establecidos, que hacemos que se pierda por completo la curiosidad de las relaciones humanas, que hace que se olvide la complejidad. Cada par de gentes, es un mundo y sin embargo, nos empeñamos en que sean todos iguales.

Yo siempre he sabido que cuando alguien me conoce bien y llega un momento en que me lee las ideas en un 40% y que el otro 60 me las inspira en bastantes casos para expresarme, sería en definitiva inspiración pura y dura, El/la “muso/musa” que todos necesitamos nos dediquemos en esta vida a lo que nos dediquemos. No todo en la vida de los grandes artistas ha sido un período dorado, sino que el conjunto de todos hace una trayectoria digna de admiración, porque de todo lo que te da ese clic se aprende, sea bueno o malo, te sirve para crecer, para conocerte, supongo que también para llegar a ser más sabio en cuestiones de vida, no sé.

Sólo estoy convencida de que encontrar inspiración, la he encontrado, como si fuera el Jhonny Deep de Burton, la Nico de Velvet Underground, la Tegan de Sara, la Thurman de Tarantino, el Ian de Joy Division, el Iggy de los Stooges, Tzara para Hugo Ball o el flequillo para Alisson Mosshart.

“La he deletreado hacia delante y hacia atrás. Icluso aquel afiligranado arte del captar y comprender en general, aquel tacto para percibir matices, aquella psicología del “mirar por detrás de la esquina” y todas las demás cosas que me son propias y no las aprendí hasta entonces, son el auténtico regalo de aquella época*(1), en la cual se refinó todo dentro de mí, la observación misma y todos los órganos de ella.”

*(1) en este caso sustituyase por: esta época.

Pág 27, “Ecce Homo”, Friederich Nietzsche.

http://goear.com/listenwin.php?v=ce3af84

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Vomita aqui:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s