avec moi.


Hacáa frio y llovía. La cola duró poco. Unas horas que esperaba desde hace unos cuantos meses con gran expectación.

Ciertamente no esperaba que la primera canción que fuesen a tocar fuese esa. No esperaba que abrieran con esa melancólica “allí donde solíamos gritar” y que luego siguiesen con “la niña imantada”, no lo pensaba…

Y alli estaba yo entre cientos de personas que abarrotaban la sala acapulco sin dejar un solo centímetro del suelo sin ocupar. En un espacio reducido de 20 centimetros a cada lado de mi cuerpo para moverme. Entre tantisima expectación…

Cerré los ojos, los abrí, sí, estaba allí, había mucha gente pero yo estaba metida completamente dentro de mi. Acordándome en tres minutos y algo más de una sola cosa y de muchas a la vez.
Tres minutos que acabaron siendo probablemente todo el resto del concierto, que espero si se vuelve a repetir no tener que pasarme recordando canciones sino saber que cuando salga las tendré al lado, conmigo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Vomita aqui:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s