¿Y qué?


Y probablemente no sea nada serio, no sea nada grave. Lo único que puede alterar la situación son las circunstancias, como siempre. Todo sigue igual que cuando yo parecía no darle importancia pensando que no había que darle más vueltas. Después de centrarse, abrir los ojos y ver como estaban y están las cosas ahora solo puedo decir: mierda! por qué no me daría cuenta antes…

Si me hubiese dado cuenta antes me hubiese ahorrado muchas cosas y sin embrago me hubiese perdido muchas otras. Aunque en su mayoría han sido malas y decepcionantes entre muchas otras cosas quizá si no hubiesen ocurrido ahora yo no sabría lo que sé. Y estoy casi segura de que hubiese seguido sin darle más importancia a esas frases sueltas, bromas con doble fondo y canciones que parecían sucederse sin más. Seguramente ahora no sabría lo que en realidad estaba(s) pensando. Lo que yo imaginaba y que inconscientemente desechaba creyendo imposible.

Apartar la vista, callar o mirar hacia el suelo son sólo unas de las pequeñas circunstancias con las que hay que encubrir respuestas y conversaciones enteras que adquieren un tinte ciertamente clandestino para no caer en la sospecha en la que ya caímos antes. La que costó celos que yo no sabía que existían a causa de conversaciones que ignoraba.

Días de verano pasados que regresan rezagados y tardíos con aires demasiado dramaticones para mí…

Aunque algo de drama de vez en cuando es bueno en las meriendas.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Vomita aqui:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s