Santi encontró una carta perdida.

En realidad no me preocupa… o sí. Me preocupa que deje de girar todo, que todo se pare. Es posible que en realidad lo que yo no quiero ver es cómo se para mi mundo porque falte una pieza.

Ver que sin querer, no puedo reparar lo que viene de atrás y desde hace tanto tiempo. Es como si tuviese pánico a no poder rellenar el hueco que deja aqui sin que nadie venga corriendo y lo cubra, porque es, sin más, a quien le perteneció desde un principio quien debe permanecer en él.

Al menos sé que cuando desaparezca no lo hará del todo…

Pérdida: Daño o menoscabo que se recibe en algo.

¿Qué nos hace falta en verdad para asumir que alguien se va? Durante todos los años en los que el ser humano lleva sobre la Tierra, ha conseguido aprender a andar, cantar, leer, escribir, encontrar curas contra enfermedades, buscar la “eterna” juventud… pero siempre se le ha quedado lejos el dar con la clave para superar la pérdida.

Nadie es infalible a perder a alguien, y ya no hablamos de muerte, sino de partidas.
Año tras año, o período tras período de nuestra vida vemos como la gente se sucede y pocos permanecen donde los dejamos la última vez.

Se va a otro sitio, pero nadie, ni siquiera tú sales corriendo tras ella. Es imposible frenar el futuro de nadie o interponerse entre él y esa persona, porque tarde o temprano acabará por pasarte alguno de los dos por encima, a cada uno más fuerte…

Interponerse no sirve de nada, es más, ni siquiera retrasa lo inevitable… Y lo inevitable no consiste en nada más que en el irse. Una marcha que no ha hecho más que comenzar aquí, donde creías tenerlo todo bajo control, donde se le escapa algo al entendimiento. Y también es aqui donde descubres que aunque creas conocer a una persona a la perfección, en realidad, no lo haces.

Conoces lo que ella te deja, con pequeñas incisiones que le haces a la fuerza para intentar comprender lo de más adentro, o las conclusiones, que no necesariamente coinciden con las suyas, sobre actos o cuestiones varias.

Nadie tiene un bisturí tan fino e indoloro como para ver el fondo de cada uno. Conocer implica la responsabilidad de dejar de hacerlo algún día y además, aceptarlo…

Cuando quieras darte cuenta estás tú en un lado y el otro en el extremo opuesto… pero si lo piensas bien, tan sólo estais en sitios diferentes, al menos no os separa “nada más” que un abismo, que a veces, puede llegar a no poder cubrirse por falta de diálogo durante tanto tiempo que no parezca demasiado… ahí es cuando empieza a irse abajo todo, cuando no recuerdas cuando empezó a distanciarse el punto A del B.

No quiero volver a pisar el viejo callejón donde nos veíamos a media mañana, no te encontraría alli, no, no estaríamos los dos, fumando un lucky a medias”.

Grande Nacho.

Nacho Vegas – Seronda


Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Sin categoría

Una respuesta a “Santi encontró una carta perdida.

  1. ''Conocer implica la responsabilidad de dejar de hacerlo algún día y además, aceptarlo…''Me hago fan internamente.

Vomita aqui:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s