Loving strangers.

Todavía hace dos días, leí en una entrevista ala cantante pakistaní afincada en Londres, Rumer, como decía que lo único que importaba realmente en la vida eran la familia, los amigos y la amabilidad de los extraños.

Esta afirmación no pudo contar con una aprobación mayor por mi parte, es más, me llevo realmente a reflexionar sobre ese último punto al que refiere su frase: la amabilidad de los extraños.

Posiblemente, todos hemos experimentado alguna vez la satisfacción que produce que un desconocido nos preste una cuidada amabilidad. Aunque en la mayoría de los casos pueda tratarse de la tan altamente cotizada educación que hoy en día brilla por su ausencia entre los seres humanos; el caso es que, al menos, a mí, me produce una fascinación enorme la amabilidad con la que personas que no conozco ni ellos me conocen a mi. Lo afables que resultan a la vista.

Sorprende realmente con qué facilidad son capaces de empatizar aparentemente contigo, aunque en realidad no se trate más que de un par de segundos en los que te prestan atención.

Es de agradecer que hoy en día exista gente así, aunque sea poco común. Sin embargo, no puedo evitar sentirme atraída por las causas que producen que estas personas se comporten de ese modo, posiblemente porque yo no soy igual (desafortunadamente sólo lo soy con las personas que me son cercanas, dejando un espacio que simplemente respeta la mera educación para los extraños).

Lo que está claro es que ciertos gestos provinientes de gente que no conocemos son capaces de hacernos esbozar una sonrisa o al menos de hacer que nos evadamos del bullicio de alrededor por un momento. Es de agradecer que alguien que pasa, nunca mejor dicho, por allí por donde estés tú también, tenga la capacidad con un gesto sin ningún tipo de pretensión, de sacarte por 2 segundos de los cotilleos, las habladurías, las discusiones o las conversaciones insustanciales.

Laureemos en este caso a los grandes extraños que obran casi involuntariamente por el bien común, por esos instantes de abstracción gratuita y por las mismas circunstancias que los producen.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Vomita aqui:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s