Mis estantes.

Se me consumen las manos entre los dedos. Se me escurre el tiempo, que pasa gelatinoso y denso. Me paro a observar cómo todo, aunque yo intente alejarlo, vuelve a mí. A veces pienso que no lo merezco, otras que tengo mucha suerte y en otras cuantas me golpeo la cabeza con ideas estúpidas hasta que este tema sale de mi mente. No puede ser, no es posible que siga pensando igual y no cambie de parecer. Parece que esté predestinada a mantener siempre los mismos preceptos en todo, incluso en vosotros. Desengañarme espíritus, que yo no soy supersticiosa. Que yo no creo en vosotros y ellos me hacen parecer y hacer como que si. Y yo, idiota, lo hago porque ya no sé que es lo que verdaderamente merecen exigir y esperar de mi. Me dejo llevar. Llevarme a donde querais, todos, desde la más guapa hasta el más insulso. Os quiero a todos .

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Vomita aqui:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s