x/3/11

A veces veo cerca, la cercanía de tus ojos clavados en la cuenca de los míos. Mis ojos, esos ojerosos azulados y morados por las horas, abrigados por largas pestañas que rozan tu mejilla. Los froto y vuelvo a posar mi cabeza sobre el hueco que presta tu cuello, a la medida perfecta para dejarse dormir hasta el final de la lluvia. Fuera llueve, fuera nno hay nadie. Todos están dentro, y suben y bajan y hacen ruido, pero aqui, se mantiene todo. Y el silencio no calla, sigue sonando adornado por respiraciones y quejidos subrayados por gemidos internos.

– No salgas. No te vayas, que aún soy yo demasiado vaho… Para quedarme sin cristal-.

Y miro por la ventana y veo caer las gotas transparentes y heladas como un río inmenso vertiéndose desde una taza descomunal.

Me quedo aqui, mirando, mirandote a ti y al vacío que te ladea del lado que no te gusta.

 

Pixies – The Happening

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Vomita aqui:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s