DESIGUAL. Tengo un plan: Arruinar más a las mujeres occidentales.

PUBLICIDADMACHIS

 

El plan de Desigual es muy sencillo: vender la imagen de una mujer liberada, pero que sin embargo, se encuentra dentro de los parámetros de una sociedad patriarcal y capitalista.

Es muy sencillo, en primer lugar, nos muestran a una mujer, supuestamente independiente, emancipada, profesional, (que no puede imitar más a Cameron Diaz, porque sería demasiado sospechoso), y que contrariamente a todos los aspectos buenos que plantearía esta situación, nos vende humo. Se da una imagen de la mujer trabajadora, sí, pero por debajo de un patrón hombre, del cual cae prendida (sexual o eróticamente, es el cuento de la Cenicienta revisado)… Disfrazan el estereotipo de mujer “trepa” , de mujer fatal (mal entendida), como una figura femenina que busca liberarse sexualmente pero que no es más que un intento frustrado de disolver los roles dentro del sistema económico capitalista, que nunca permitirá a a mujer liberar el rango de ser independiente por completo. Intenta esconder tras una falsa agresividad sexual el condicionamiento de la mujer que piensa que para ser libre del patriarcado ha de ser una “mantis religiosa”… Eso sí, en sujetador, probándose ropa por doquier… Me parece de pena también que centren este tipo de anuncios en mujeres de nueva clase burguesa, y de este modo implantar el germen de la destrucción cerebral en las mujeres trabajadoras, proletarias, de querer llegar a ser como estas imágenes de mujer irreal y ser no-político.

 

Entendidos esta primera bala de la campaña publicitaria, vamos a la segunda, la mujer que tiene el plan de destapar su homosexualidad a su familia. Bien, me parece perfecto que la publicidad se inclusiva (pene y pena, yo y ya, academia y academio *JAJAJA*) y con la sexualidad también, siempre y cuando sea de modo responsable y buscando educar y concienciar… Pero una vez más, no es el caso… Sino que juegan al típico recurso de la lesbiana pogre y supuestamente despreocupada por las pegas, que la sociedad (de nuevo, y parezco Rosseau echándole toda la culpa a la sociedad…) aún ni asume ni en tiende, en gran parte. Y es que parece que para cubrir un sector de mercado, recién descubierto (por cierto) del mercado, un nuevo tarjet: los/las homosexuales, hay que meterlxs a calzador en cualquier espacio televisivo que quiera ganar los máximos beneficios, y esto es así. No hay más que ver que desde hace unos años, además de despertar el morbo entre la población masculina (especialmente), hay parejas de mujeres homosexuales en series (Hospital Central, Los hombres de Paco, innumerables series adolescentes y reality shows), en las que se las presenta como mujeres supuestamente liberadas de la clandestinidad de su opción sexual, pero que en este aspecto publicitario, se muestra de manera completamente convencional (que es a lo que aspiran lxs publicistas al intentar abordar un tarjet, generalizar y convencionalizar para cubrir el máximo de consumidores /as posibles). Así es que, además de ser la típica mujer contemporánea, un poco diferente, despreocupada, y supuestamente lesbiana… (que por cierto, ¡medita! POCO TIPICO, el modelo de “bollera vegetariana budista”, ¿no?) Aspira exactamente a los mismos objetivos que una mujer heterosexual constreñida en los roles de su género femenino: aceptación, compromiso, matrimonio… Nada más, no busca independencia como ser individual, sino que se relaciona como completo tan sólo, en conjunto con su pareja (sea hombre, mujer, trans, nutria o murciélago…).

Por último, la supuesta hippie, despreocupada, tan despreocupada, que lo primero en lo que se fija es en sus ojeras… Mal. Se va a Thailandia, y lo primero que nos comunica es que está harta de la crisis, esto, no es más que la figura de la mujer aislada de relaciones de poder y control y decisión política, que huye de las adversidades, y de su novio, cubierto por un velo de hippismo mugriento, que es más falso aún que el escenario… Para seguir, habla de la asequible economía de este país, lleno de explotación infantil y humana en general, de pobreza, y un régimen opresor, pero oye, ¡viva el comer y montar en tortugas! Seguro que Desigual tiene un contrato con lxs miles de trabajadorxs que producen su ropa en países asiáticos bajo condiciones precarias que violan los derechos del trabajo para representarles de alguna manera… Así dan turismo a su país y pueden seguir produciendo alli, pagándoles una miseria y ganando la empresa el doble, claro que sí. Mientras, la mujer que escapa de la situación de crisis, a la que supuestamente no puede hacer frente (y que en muchos casos, no puede a causa del famoso techo de cristal y de la feminización de la pobreza y la estigmatización de la mujer trabajadora mayor de 35 que se sufre en las sociedades occidentales-sobre todo-.), su solución es irse a un país pobre, a despreocuparse de todo, aburguesada y feliz, olvidando que su cuerpo y su mente son política y campo de batalla contra las imposiciones del sistema.

A as niñas nos educan en esto, no cambia, seguimos viendo catálogos de juguetes donde se segregan por sexos, para después ser instruidas en la llamada “cultura de habitación” donde aprendemos por medio de revistas mediocres a ligar, maquillarnos y tener relaciones sexuales- siempre desde el punto de vista de dar caza y seducir a un hombre, al que de primeras no interesamos, y al que, para vernos realizadas y considerarnos importantes hemos de alcanzar…-. Más tarde, nos conducen a revistas y programas que siguen los patrones, pero esta vez, disfrazados de una capa de glamour ficticio, que permite al mundo comercial, que sigamos consumiendo productos que nos nieguen la independencia tanto a nivel económico como social. Hablamos de la Cosmopolitan, la píldora, la mujer compradora compulsiva que sacia sus frustraciones por medio del consumismo (para luego llamarnos derrochadoras), Sexo en Nueva York y cien perlas más. Es este último el cajón en el que se clasifica esta campaña publicitaria. Nos hacen creer que somos seres incompletas, tanto física como mentalmente, intelectualmente, que sólo podremos alcanzar la plenitud por medio de una pareja, socialmente aceptada, un hombre, con el que terminaremos por ejercer los roles establecidos: cuidadora (madre y esposa), reproductora (madre), y sexual (siempre disponible al servicio de las relaciones afectivas y necesidades de su pareja).  Y no hemos de olvidar que esta campaña se orienta hacia mujeres blancas, occidentales, de clase media-alta, burguesas, y aletargadas por los tiempos modernos… Seguimos en la misma sociedad, y desarrollándonos como mujeres desde las mismas bases machistas y desiguales, que hace siglos… Sólo que nos lo pintan de manera que dirijamos nuestro consumo a ciertos productos. Y esto niños/as es el capitalismo que supuestamente implica el progreso y funcionamiento del mundo.

Ojalá un dia #tengounplan : ACABAR con el PATRIARCADO.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo feminismo, opinion, publicidad, video

4 Respuestas a “DESIGUAL. Tengo un plan: Arruinar más a las mujeres occidentales.

  1. El primer exito de desigual es que ya estemos hablando de sus anuncios, y por supuesto de la marca, felicidades al equipo de marketing.

  2. Iker Múgica

    Yo creo que el machismo está en los ojos del espectador y que, como dice Jordi, el éxito de la campaña está en que tú escribas un post y yo otro: http://ikermugica.wordpress.com/2012/12/10/desigual-su-campana-de-navidad-tengounplan-y-el-machismo-que-llevamos-dentro/. También creo que te has fumado un porro antes de escribir tu post, jej.

  3. Espacio cuadrado

    Me parece brillante! Estoy encantada con tu post. A mi me da igual lo que digan las personas que no son capaces de ver más alla de un anuncio. Este es un problema nuestro y nosotras tenemos que solucionarlo. Boikot a Desigual, se te ocurre algo mejor que la desobediencia civil?
    Además investigando tu blog veo que te gusta Julieta Triangular, la represento en mi galería!! vamos, que descubrimiento este blog!!

Vomita aqui:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s